CONGREGACIÓN

El día 27 de febrero de 1876, Francisca Pascual Domenech funda la Congregación de Hermanas Franciscanas de la Inmaculada en Valencia.  La Congregación se inicia con 17 hermanas, procedentes del Beaterio de Terciarias Franciscanas de san Francisco de Asís, creado en Valencia en el siglo XIII, casi a principios de nacer el movimiento franciscano.

ORATORIO.jpg

M. Francisca realiza su fundación con el principal objetivo de hacer siempre el bien, igual que Jesucristo, y hacerlo con alegría, sencillez, confianza, viviendo en fraternidad, como amigas y hermanas de todo lo creado,

 

agradeciendo la misericordia de Dios que nos da la creatividad para buscar la dignidad de la persona, la paz y libertad, la solidaridad y el bien común. 

 

Ella conocía bien lo que suponía no poder acceder a la educación, y puso todo su empeño y el de las primeras hermanas, en la educación de la niñez y juventud en general, y, en especial, en la de niños y niñas con discapacidad auditiva o visual, así como en la promoción social de la mujer trabajadora, comprendiendo un nuevo estilo de sociedad más inclusiva y humanizadora.

 

Desde 1876 hasta hoy, hemos ido extendiendo el carisma en diferentes países: España, Portugal, Italia, Chile, Perú, Venezuela, Puerto Rico, India, Colombia, Honduras, Marruecos, Kenia y Uganda.

Fuera de España, principalmente, nos hemos ocupado de la atención sanitaria a enfermos de lepra y otras enfermedades más desatendidas por el Estado. Además, trabajo social de promoción de la mujer y poblados rurales, especialmente, y otras tareas que la Iglesia y la sociedad necesiten de nosotras. Formamos la familia HFI con los laicos que deseen participar de nuestra misión. 

Nuestra forma de vida comunitaria se centra en la fraternidad, de ahí, que insistamos en no hacer esperar a nadie que llame a nuestra puerta, buscando incluir, acoger, acompañar a todos aquellos que nos reclamen. Allí donde estamos, vemos el modo de acercarnos a quienes más sufren los abusos e injusticias: mujeres, presos, niños y jóvenes sin referencias familiares. Una de las tareas más bonitas es la de las clínicas de maternidad en lugares cuyo índice de mortalidad infantil y de parto es muy elevado. 

En España tenemos nueve centros educativos, en las ciudades de Madrid, Málaga, Valencia (5), Palma de Mallorca y Zaragoza, que se organizan y gestionan bajo la acción de la Fundación Educativa Franciscanas de la Inmaculada. 

El colegio La Purísima de Madrid junto con otros ocho colegios más de la misma entidad, pasó a forma parte de la Fundación Educativa de las Franciscanas de la Inmaculada el 1 de septiembre de 2019 como entidad privada de ámbito estatal, con fines de interés general y sin ánimo de lucro.